Buscar

De la comuna 9 a la Ciudad

 

CICCUS

La Esquina

 

AMEP

 

Radio AMEP

Conexión Ciudad

Info Comuna8

Visitas

contador de visitas

 

 
 

 

Liniers: cuando el fanatismo puede más que el respeto

Era un partido de futbol, simplemente eso, un encuentro por los cuartos de final de la Copa de la Superliga, pero algunos (la mayoría) de los presentes en el estadio José Amalfitani del barrio de Liniers no lo entendieron así. Los hinchas de Vélez esperaban para hacer escuchar toda su ira el ingreso al campo de

 juego de Mauro Zarate, jugador surgido de la institución que partió hacia el club de la Ribera luego de hacer declaraciones tales como que” nunca jugaría en la Argentina en un club que no sea Vélez” y poco después se fue hacia Boca Juniors. Y finalmente saltaron a la cancha los jugadores, ingresaron por la manga en forma de fuerte con que cuenta el club de Liniers, se escuchó desde los cuatro costados “El que no salta, es un traidor”, contra el ex ídolo que regresó al Amalfitani con la camiseta de Boca. Eso no fue tan grave porque podría considerarse parte del mal llamado "folklore del futbol”, sino lo que siguió; como en gran parte de los estadios de futbol se interpretó el Himno Nacional Argentino en conmemoración a aquel 11 de mayo, cuando en 1813 cuando la Asamblea del año XIII sancionó como "Himno" a la marcha patriótica cuya letra compuso Vicente López y Planes y la música fue creada por Blas Parera y que en esta ocasión estuvo interpretada por el Regimiento de Artillería 1, banda militar de Ituzaingó, en ese momento solo se escucharon silbidos y canticos contra Mauro Zarate, es aquí donde nos preguntamos si tiene sentido faltarle el respeto a un símbolo patrio por un enojo contra un futbolista, paradójicamente un extranjero, el ururguayo Nahitan Nandez, volante uruguayo, se mordió los labios, en señal de incomprensión con lo que estaba sucediendo.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar